fb track
Buscar
close
Photo ©Geminiano Bertocchi
En Mulazzo la estatua de Dante realizada por el maestro de Carrara, Arturo Dazzi
Siguiendo los pasos de Dante en Lunigiana
Desde Mulazzo hasta Fosdinovo, pasando por Pontremoli: un recorrido para descubrir "Lunigiana de Dante"

"...si son verdaderas noticias de Val di Magra, o de una parte cercana, sabes, dime, que ya era grande allí".

Con estas palabras, en el Canto VIII del Purgatorio, comienza el diálogo entre Dante y Corrado Malaspina: un encuentro que esconde una profecía y que relata el profundo vínculo entre el Poeta Supremo y la tierra de Lunigiana.

Este vínculo sigue siendo relatado hoy, 700 años después de la muerte de Dante Alighieri, por numerosos lugares y monumentos, el primero entre ellos es el pueblo de Mulazzo, antigua capital de los Malaspina del Spino Secco, sede desde el 2006 del Centro Lunigianese di Studi Danteschi. El centro histórico medieval está dominado por la majestuosa Torre de Dante, bajo la cual se encuentra una estatua del Poeta Supremo esculpida por el gran Arturo Dazzi.

Fue precisamente en este pueblo, capital del feudo de Spino Secco, donde Dante fue acogido en la primavera del 1306 por Franceschino Malaspina, quien le encargó el papel de "procurador de la paz" para recomponer la antigua disputa entre los Malaspina y los obispos de Luni, sancionada por la famosa Paz de Castelnuovo del 6 de octubre de 1306.

Vista del pueblo de Mulazzo en Lunigiana- Credit:  Lunigiana World

A pocos kilómetros de Mulazzo, en el Municipio de Tresana, se encuentra el Castillo de Giovagallo, una antigua residencia de los Malaspina hoy reducida a ruinas, que en los próximos meses será objeto de un importante proyecto de remodelación y valorización. 
Aquí Dante conoció al líder Moroello Malaspina, Marqués de Giovagallo, definido "vapor de val di Magra" (Infierno XV), y a su esposa Alagia Fieschi, recordada por su generosidad y bondad de corazón (Purgatorio XIX).

Vista de Fosdinovo en Lunigiana- Credit:  Lunigiana World

La presencia del Poeta Supremo en Lunigiana también se percibe en otras localidades, no mencionadas directamente en la Comedia pero vinculadas a la tradición del lugar, que a menudo entrelaza historia, leyenda y cuentos populares: en Fosdinovo, los frescos del salón principal del Castillo de Malaspina representan los episodios más importantes de las aventuras de Dante en Val di Magra, mientras que en la Fortaleza se conserva la llamada "habitación de Dante".

En Villafranca, un gran monumento de mármol representa a Dante justo debajo de los muros del castillo de Malnido; por último, en Pontremoli, en la pequeña plaza de San Geminiano, una placa recuerda el paso del Emperador Federico II y el cegamiento de su consejero Pier delle Vigne, a quien el poeta encuentra en el XIII Canto del Infierno, en el famoso "bosque de los suicidas" evocado también en el 1930 por el escritor Carlo Caselli en su libro Lunigiana ignota.

Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos