fb track
Buscar
close
Photo ©Maurizio Rellini/SIME
Catedral y Torre de Pisa
Pisa
Un viaje a la ciudad de la Torre inclinada, Patrimonio de la Humanidad UNESCO

Una etapa fundamental de las vacaciones en Toscana ha sido siempre Pisa y su Plaza de los Milagros, una de las más bellas del mundo y desde el 1987 es Patrimonio de UNESCO. Millones de personas vienen aquí cada año desde todos los rincones del mundo para tratar, con la ayuda de la perspectiva, de mantener en pie la torre inclinada.

Pisa cuenta con una historia milenaria (el nombre de la ciudad se remonta incluso a la época etrusca y aludería a la cercana "boca" del río Arno) que alcanzó su apogeo en la época de las Repúblicas Marítimas, período que permitió hacer del centro de la ciudad un tesoro artístico, en el cual destacan las iglesias románicas y góticas.

Pero además de su querida Plaza, la ciudad ofrece varios Museos y atracciones muy interesantes. Empezando por los espectaculares Lungarni que, a lo largo de los años, han hecho que poetas como Giacomo Leopardi, Percy Bysshe Shelley y George Gordon Byron se enamoren. No hay que perderse los museos de San Matteo, el Palacio Real o una visita a los Arsenales de los Medici.

Descubrir Pisa significa perderse entre las plazas pobladas por estudiantes que acuden en masa a las discotecas que mantienen viva la ciudad medieval, y es un placer pasar una noche en las mesas de los bares de Plaza de Vettovaglie o de la Plaza Chiara Gambacorti (ex Plaza de la pera.

A lo largo de los pasadizos y a orillas del río Arno, descubrirás maravillas arquitectónicas como la Iglesia Santa Maria de la Spina, la sede de la Escuela Normal Superior en Plaza de Cavalieri, las exposiciones del Palacio Blu y, tarde o temprano, volverás a sentirse atraído por el encanto magnético de la Plaza de los Milagros, donde cada elemento es único y esconde secretos que añaden misterio al esplendor.

Desde el Baptisterio (con una acústica única), hasta el Cementerio Monumental, que se asoma a la plaza articulando sus 130 metros en 43 arcadas ciegas. La Catedral, construida en el 1063, es la obra maestra absoluta de la arquitectura románico-pisana, mientras que detrás de ella nunca dejará de sorprenderte la famosa Torre.

Por último, entre las 10 cosas que no hay que perderse en la ciudad, definitivamente debes incluir el paseo de gran altura a lo largo del Camino de las Murallas. Con sus 11 metros de altura, ofrece al visitante la posibilidad de observar la ciudad desde una perspectiva inédita.

Y si viajas con niños no pierdas la oportunidad de visitar el Museo de los Antiguos Barcos de Pisa. Instalado en el interior de los Arsenales de los Medici, exhibe siete barcos de la época romana y ofrece visitas guiadas y talleres para las familias.

Pisa no es solamente su centro histórico,sino también el placer inesperado de descubrir la naturaleza que rodea la ciudad, desde el Parque Natural de Migliarino, San Rossore y Massaciuccoli, que se extiende a lo largo de la costa desde Viareggio hasta Livorno. La Finca de San Rossore, el corazón del parque, es el mayor pinar de Europa y se extiende hasta el mar, entre inmensos prados, encinares, pinos marítimos, juncos y dunas que se pueden descubrir a pie o en bicicleta. 

Recorriendo el paseo D'Annunzio desde Pisa hacia el mar, después de unos 11 km se llega a Marina di Pisa, un pueblo de pescadores que se ha transformado en una localidad balnearia donde actualmente se encuentra el puerto moderno.

A pocos kilómetros del centro está también el Aeropuerto de Pisa: el principal en Toscana y uno de los primeros de Italia por su tráfico de pasajeros.

Junio es un mes que ofrece numerosos eventos históricos, como la famosa Luminara, el Palio de San Ranieri, el Juego de Puente y la sugestiva Regata de las Antiguas Repúblicas Marítimas, una tradición antigua de la República de Pisa que se revive desde el 1956. Se trata de una competición donde se afrontan en el río Arno los barcos de las antiguas repúblicas y se realiza cada 4 años.

La cocina pisana es una cocina pobre caracterizada por platos sencillos pero preparados con los mejores ingredientes del territorio, como el Aceite de Oliva de las Montañas de Pisa. En Pisa se pueden degustar excelentes platos de pescado o de carne, incluyendo el filete de vaca de Pisa, una raza de ganado local, todo ello acompañado del óptimo Chianti o Bianco Pisano de San Torpè

En las cercanías Descubre eventos, excursiones, alojamientos y restaurantes en los alrededores
Atracciones
Ver todochevron_right
La Torre Inclinada de Pisa Edificios históricos La Torre Inclinada de Pisa
Default Aldeas, barrios y plazas Piazza delle Vettovaglie
catedral-pisa-plaza-milagros Lugares de culto La Catedral Santa Maria Assunta en Pisa
Keith Haring en Pisa Obras de arte El mural de Keith Haring en Pisa
museo-historia-natural-universidad-pisa-Calci Museos Museo de Historia Natural de la Universidad de Pisa
Atardecer en el Parque-Lago Massaciuccoli Elementos de la naturaleza El Parque de Migliarino, San Rossore y Massaciuccoli
El Baptisterio de Pisa Lugares de culto El Baptisterio de Pisa
El Museo de Instrumentos de Física Museos El Museo de Instrumentos de Física
Colección de Yesos de la Universidad de Pisa Museos Colección de Yesos de Arte Antigua de la Universidad de Pisa
El Museo de las Naves Antiguas Museos Museo de las Naves Antiguas de Pisa
Palacio Real de Pisa Museos Museo Nacional del Palacio Real de Pisa
Torre de los Güelfos, Pisa Edificios históricos La Torre de los Güelfos de la Ciudadela Antigua de Pisa
qué hacer
Pisa - Un nuovo punto di vista Lee la historia de Pisa en Cover TOB
REDES SOCIALES & SITIOS WEB
Instagram photo
Pisa, río Arno Territorio Tierras de Pisa Descubre más arrow_forward
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos