fb track
Buscar
close
Photo ©Aleferrini
Escaleras hacia San Donato en Calenzano
El Anillo del Renacimiento en Florencia
Descubre Florencia, Val di Sieve y Val d'Arno a pie o sobre dos ruedas

En los alrededores de Florencia nació el Anillo del Renacimiento, una ruta de 250 kilómetros que puede recorrerse a pie o en bicicleta, dividida en dieciséis etapas de corta distancia (de 5 a 20 kilómetros) que rodean la capital toscana.

El itinerario, que permite descubrir los alrededores de Florencia, comienza y termina en el Castillo de Calenzano. Entre los puntos de interés están Fiesole y Vaglia. La ruta es de dificultad media y atraviesa caminos de tierra y asfaltados, si vas en bicicleta te recomendamos una bicicleta de montaña.

directions_walk 250 km
Calenzano
Calenzano- Credit:  Stefano Cannas
El punto de salida y la llegada es el Castillo de Calenzano, situado cerca de Prato; este primer tramo del Anillo (recorrido en el sentido de las agujas del reloj) es también el más largo: casi 20 kilómetros para llegar a Vaglia, con una ruta muy rica desde el punto de vista natural y paisajístico, tanto de la ciudad como del Mugello y los montes Apeninos. Desde Vaglia se llega a Fiesole pedaleando en parte sobre crestas que ofrecen un panorama único de los valles circundantes y vistas extraordinarias de Fiesole y Florencia.
Impruneta
Impruneta
casi siempre cuesta abajo por la hermosa campiña que desciende hasta Val di Sieve, salpicada de hermosos caseríos rodeados de viñedos. En las inmediaciones de Monteccucco, el sendero se desarrolla por antiguos caminos panorámicos, también a lo largo de la cuenca del Valle del Arno.

En esta etapa, como en las anteriores, el interés naturalista se combina de manera excepcional con el histórico-artístico. Desde Montecucco se pueden tomar dos desvíos, uno a la derecha hacia Bagno a Ripoli, el otro a la izquierda hacia Rignano sull'Arno, luego se procede hacia la parte más al sur del Anillo, que conduce a Impruneta, pasando por los olivares y viñedos que anuncian los suaves paisajes del Chianti.

De Impruneta a La Certosa hay un fácil descenso con vistas de gran valor, tanto de la ciudad como del complejo monumental de La Certosa, desde donde se puede llegar al Piazzale Michelangelo, el famoso "balcón" con vistas a Florencia.
A orillas del Bisenzio
A orillas del Bisenzio
Desde Florencia, el recorrido se adentra de nuevo en los paisajes de colinas salpicadas de villas y granjas. La ruta pasa por los típicos pinares de la colina florentina que domina el Chianti, primero hacia Pian dei Cerri, luego hacia Signa, en un itinerario que discurre entre los bosques de la Roveta y los olivares de la campiña que domina el Arno y Le Signe.

Desde Signa se puede volver a la ciudad de Florencia con una etapa en llanura que sale desde el Parque dei Renai, con sus espejos de agua, y sube por el río Arno para llegar al Parque de Cascine, a las puertas de la ciudad, o concluir el Anillo del Renacimiento con la última etapa que se desarrolla en la llanura florentina, terreno robado al pantano gracias a los trabajos de recuperación y saneamiento.

De Renai a Campi Bisenzio, en un paisaje antropizado, las huellas del pasado siguen siendo legibles, confiriendo al territorio un encanto especial apreciable solo desde las orillas del río Bisenzio.
Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos