fb track
Buscar
close
La Primavera, Botticelli en Galería de los Uffizi
Sandro Botticelli: vida, obras, curiosidades y arte
Lee sobre el hombre detrás de El Nacimiento de Venus y La Primavera

Sandro Botticelli es uno de los pintores italianos más importantes de todos los tiempos y uno de los símbolos del Renacimiento italiano. Es el florentino que creó algunas de las obras de arte más famosas del mundo. 

Botticelli: vida y arte
Gráfico del Infierno, Botticelli
Gráfico del Infierno, Botticelli

Sandro Botticelli nació con el nombre Alessandro Mariana Vanni Filipepi, en el 1445, en Florencia, en Via Nuova (hoy Via del Porcellana, cerca de la Plaza Ognissanti). Su padre, un curtidor, tenía una tienda en el popular distrito Santo Spirito. A los 14 años, se convirtió en aprendiz en el taller de Fra Filippo Lippi.

El primer trabajo atribuido a Botticelli es una Madonna con el Niño (alrededor del 1465), en el Hospital de los Inocentes (Florencia). En el año 1470, tenía su propio taller. Gracias a su cliente, los Medici, en el 1481 fue llamado a Roma por el Papa para contribuir con escenas a la decoración mural de la Capilla Sixtina junto con otros artistas de Toscana y Umbría. De vuelta en Florencia, "escribió un comentario sobre una parte de Dante e ilustró el Infierno que imprimió, dedicándose mucho tiempo al mismo, y esta abstención de trabajo le llevó a graves disturbios en su vida" (Giorgio Vasari).

Nacimiento de Venus
Nacimiento de Venus- Credit:  Pietro Zanarini

El estilo de Botticelli es único entre sus pares de Florencia del Cuatrocientos: figuras aparentemente sin huesos y sin sombras, con una elegancia decorativa diferente al realismo de sus pares. Si miran de cerca, verán que delineó rostros y cuerpos con una fina línea negra, una técnica que pasó a su estudiante Filippino Lippi. Botticelli nunca se casó y expresó una fuerte aversión a la idea del matrimonio, una perspectiva que según él le daba pesadillas. Se dice que sufrió un amor no correspondido por Simonetta Vespucci, una noble casada, según la creencia popular, el modelo de El Nacimiento de Venus, a pesar de que ella había muerto años antes de realizar esa obra. También está representada en un retrato muy halagador en los Uffizi.

Botticelli hubiera podido ser más famoso por sus trabajos mitológicos y retratos seculares, pero era muy religioso, y realizó más pinturas de la Virgen y retablos que cualquier otra cosa. En su vejez, Botticelli fue uno de los seguidores del profundamente moralista fraile Savonarola, quien predicó en Florencia desde el 1490 hasta su ejecución en el 1498. Después de la muerte de Savonarola, Botticelli nunca volvió a ser el mismo: "fue inducido a abandonar su pintura, y, al no tener ingresos para vivir, cayó en una gran aflicción." (G. Vasari). 

En el 1491, formó parte de un comité para decidir sobre la fachada de la Catedral de Florencia. Sus ideas debieron ser valiosas, pues aunque anciano y prácticamente inactivo, en el 1504, Botticelli fue incluido entre los miembros del comité responsable de elegir el lugar más adecuado para el David de Michelangelo. En los tiempos modernos, su legado ha sido llevado hasta el espacio exterior: un cráter de impacto en la superficie del planeta Mercurio se llama Botticelli en su honor.

Dónde se puede ver a Botticelli en Toscana
La Adoración de los Reyes Magos de Botticelli
La Adoración de los Reyes Magos de Botticelli

La Galería de Uffizi es el principal lugar donde se pueden apreciar las obras de Botticelli: es el hogar de la que probablemente es la mayor concentración de Botticelli en el mundo. La histórica "Sala Botticelli" de los Uffizi ha sido dividida recientemente para conservar y exponer mejor las obras y mejorar el flujo de visitantes, de modo que se pueda pasar más tiempo delante de sus cuadros más famosos.

De sus primeras obras, observa la Adoración de los Reyes Magos (1475-76): encargada por Gaspare di Zanobi del Lama para su capilla en la Iglesia Santa Maria Novella. Aquí, Botticelli introduce por primera vez algunas innovaciones importantes: la vista frontal de la escena, con las figuras sagradas en el centro, rodeadas por los otros personajes (hasta ese momento, los tres reyes siempre se colocaban a la derecha o a la izquierda de la escena); la sagrada familia se encuentra bajo una choza parcialmente destruida, con otros edificios semi-destruidos en el fondo.

Además, Botticelli incluye en el cuadro los retratos de Cosimo de Medici, sus hijos Piero y Giovanni, y sus nietos Lorenzo el Magnífico y Giuliano. La capilla está ahora destruida y la pintura está en exhibición en los Uffizi.

Sus obras más famosas son, por supuesto, la Primavera y el Nacimiento de Venus. La Primavera (o Alegoría de la Primavera) fue encargada por Lorenzo de Pierfrancesco de los Medici (primo de Lorenzo el Magnífico) y el tema del cuadro no está del todo claro: hay personajes mitológicos que implican varias teorías de la academia neoplatónica, y probablemente también algunas referencias al cliente y su matrimonio (1482). El Nacimiento de Venus no se menciona en los inventarios de los Medici de los años 1498, 1503 y 1516 pero, gracias a Giorgio Vasari, sabemos que la obra se encuentra indudablemente en la Villa de Castello en el 1550, donde Vasari pudo admirarla, junto con la Primavera.

También en los Uffizi, se pueden comparar estos trabajos mitológicos, que han sido realizados para los Medici, con otros dos tipos de pinturas - retratos, y pinturas de la Madonna. Estas últimas imágenes eran muy populares, obras domésticas que las familias patricias encargaban para sus casas, y la de Botticelli (con la ayuda de su gran taller) era una de las más solicitadas. Ve, por ejemplo, la delicada Madonna de la Granada (1487) o la Madonna del Magnificat (1481).

Particularmente fascinante es la expresión del Joven con una Medalla, una pintura al temple sobre madera que muestra a un hombre exhibiendo una medalla en un retrato. Esta medalla replica una real, de Cosimo de los Medici, y está construida tridimensionalmente usando yeso. La identidad del modelo ha sido objeto de muchas especulaciones: parece tener rasgos faciales de los Medici pero los historiadores de arte no parecen estar de acuerdo.

Otros lugares en Florencia

En el recientemente rediseñado Museo Innocenti, dentro del primer hospital para huérfanos de Europa, se puede apreciar una tierna Madonna con el Niño de Botticelli. Botticelli está enterrado en la iglesia de Ognissanti, donde se conserva un pequeño fresco de San Agustín en su estudio.

Botticelli en Toscana
Botticelli en Toscana

Descarga la infografía Botticelli en Toscana

Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos