fb track
Buscar
close
Trufas de San Miniato
Las ciudades de la trufa en Toscana
Desde Creta Senesi hasta las colinas de Pisa, pasando por Valle de Elsa: 8 pueblos dedicados a la Trufa

Toscana es una región de mil sabores, capaz de encantar a todos los turistas. Entre los protagonistas de la tradición culinaria, se encuentra sin duda la trufa, aquello que los latinos llamaban "Tuber» (tubérculo). Decantada por Plinio el Viejo, Plutarco y muchos otros, la trufa es hoy en día un producto delicioso, sinónimo de técnicas especiales para cavar, tradiciones, artesanías antiguas y leyendas. 

Se pueden distinguir diferentes tipos de Trufas en Toscana. Cada especie madura en un determinado período del año: en otoño se encuentra la trufa blanca; en invierno la trufa negra y la trufa brumale; en invierno y primavera la trufa de San Juan; en verano y otoño la trufa de verano y la uncinato.

Con el fin de promover y valorizar este patrimonio gastronómico y vinícola, surgió la Asociación Nacional Ciudad de la Trufa que también en Toscana, cuenta con varios pueblos asociados.

Arcidosso
Detalle de Arcidosso
Detalle de Arcidosso- Credit:  nemo kanenas

Arcidosso es un pueblo encantador en la Montaña Amiata con una antigua cultura gastronómica y vinícola que tiene sus raíces en la Edad Media tardía. Huertas, viñedos, olivares, granjas: el territorio siempre ha tenido una calidad excelente de sus productos que, hoy en día, atraen un considerable número de turistas y curiosos. En otoño, Arcidosso se convierte en un paraíso para los amantes de los frutos del bosque, como castañas, setas y trufas.

Capolona
A la búsqueda de la trufa en Toscana
A la búsqueda de la trufa en Toscana

El territorio de Capolona, en la zona de Arezzo, gracias a su característico ambiente formado por bosques y árboles, representa una de las referencias provinciales más importantes y vastas para la trufa de San Juan, la trufa de verano y, aunque sólo sea una mínima parte, para la trufa blanca. El tercer fin de semana de marzo se organiza un evento especial para expertos y simples apasionados: "Feria de la Trufa de San Juan".

Castell’Azzara
Castell'Azzara, las riquezas de la Montaña Amiata
Castell'Azzara, las riquezas de la Montaña Amiata- Credit:  Enzo Tiberi

En Castell'Azzara, otra localidad de Amiata, la búsqueda de trufas es historia, pasión y tradición. También aquí, cada año, hay festivales y ferias dedicadas a los diversos tipos de Trufa, con demostraciones en vivo y explicaciones de los buscadores de trufas.

Montaione
Vista de Montaione
Vista de Montaione- Credit:  Bernd Thaller

Montaione, situado en una colina en el corazón de la campaña toscana en la provincia de Florencia, está rodeado por el paisaje de Valdelsa, con sus viñedos, olivares e hileras de cipreses. La trufa blanca proviene de sus bosques y es muy apreciada por los consumidores más exigentes.

A este producto también se dedica la "Tartufesta", un evento típico que se celebra cada año en octubre.

Montespertoli
Vista de Montespertoli
Vista de Montespertoli- Credit:  Podere Casanova

De la zona de  Valdelsa es también Montespertoli, un territorio ya conocido en la época de los Etruscos. Si eres un amante del vino puedes terminar la visita espléndidamente en el Camino del vino de Montespertoli, deteniéndote cada tanto para degustar una copa.

Entre el vino, el aceite y la artesanía, en otoño y en primavera las trufas son un producto imprescindible en las mesas, a menudo protagonista de las fiestas de los pueblos.

Palaia
El pueblo de Palaia y su torre
El pueblo de Palaia y su torre- Credit:  Prof.Quatermass

Pertenece a la provincia de Pisa, Palaia, un pequeño pueblo de la campaña toscana que es el escenario perfecto para las trufas. El clima, el medio ambiente y las características del terreno son el hábitat ideal para el crecimiento de la Trufa.

Gracias a una reciente colaboración con la Universidad de Pisa, también se ha creado un Carné de identidad dedicado a este producto para ayudar a los buscadores durante la fase de identificación de la calidad.

San Giovanni d’Asso
San Giovanni D’Asso en otoño
San Giovanni D’Asso en otoño- Credit:  VVC

El pueblo de Crete Senesi de San Giovanni d'Asso, incluso, cuenta con el primer museo italiano dedicado a la Trufa: una exposición que profundiza las características del producto pero también enseña su historia y su elaboración.

Entre las recetas típicas del territorio, recordamos la stracciatella en caldo con trufa blanca de Creta Senesi y el lomo con trufa de Cinta Senese.

 

San Miniato
Panorama de San Miniato
Panorama de San Miniato- Credit:  Alessio Grazi

Situado a lo largo de la Vía Francígena, en el corazón de las colinas de Pisa, el pueblo de San Miniato es un lugar ideal para una parada dedicada al buen gusto. Aquí, entre arquitecturas antiguas, entre ellas se distingue la Torre, se puede probar la trufa durante el otoño.

La trufa blanca de las colinas de San Miniato es el Tuber Magnatum Pico, "Comida de Reyes", regulada por estrictas normas disciplinarias que se ofrece en las mesas de los mejores restaurantes.

 

Info: cittadeltartufo.com

Podría interesarte
Comida y vino
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos