fb track
Buscar
close
Photo ©Roberto Benigni
“La vida es bella”, Benigni
"La vida es Bella" en Arezzo
Explorar Arezzo a través de las locaciones de la obra maestra de Roberto Benigni, La vida es bella

"Mira esto, mira hacia allá" - Sigue el consejo del propio Guido mientras pasaba por Piazza Grande con su amigo Ferruccio en la película sobre el amor y la vida en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, ganadora de un Premio Oscar en el 1997 - La vida es bella, y sólo tienes que mirar a tu alrededor para verla.

Piazza Grande en Arezzo

Empieza tu recorrido desde esta impresionante plaza, un cuadrado inclinado hacia abajo rodeado de tesoros arquitectónicos como el Palacio Fraternità de los Laicos y el Palacio Lappoli; utilizado como escenario de varias escenas de la película, incluyendo el icónico paseo familiar en bicicleta a través de la plaza. Puedes pasear bajo las arcadas de Logias Vasari, construida por el célebre arquitecto toscano Giorgio Vasari, que domina la antigua plaza; donde caminaron Guido y Dora durante su noche de "acontecimientos milagrosos", solicitando llaves del cielo y sombreros del aire.

Caffé dei Costanti- Credit:  Hans Dikelberg

Desde Piazza Grande se puede tomar un desvío por Via Borgunto desde la esquina sureste, para visitar el "negozio ebreo" de Guido o la "tienda Judía", la Cartolibreria Orefice, cuyos escaparates están adornados con recuerdos de películas y carteles, o salir por el lado noroeste y caminar hasta la Catedral Santos Pietro y Donato, donde el romanticismo floreció en una tormenta mientras Guido desenrollaba una alfombra roja para su principessa.

Pero no esperes la lluvia para experimentar a Arezzo en toda su gloria cinematográfica, vé hasta Via Cavour para sentir más magia cinematográfica, incluyendo la visita a la Basílica San Francesco y a la Abadía Santas Fiora y Lucilla, siguiendo los pasos de la pareja mientras caminaban por las calles de Arezzo. En el  Caffé dei Costanti, situado a lo largo de la misma calle, el café y el bar de cócteles que aparecen en la película que proclama la no admisión de "judíos y perros", uno de los primeros signos de la comedia convertida en tragedia que caracteriza la segunda mitad de la película.

Termina tu hermoso día en Arezzo yendo al Teatro Petrarca para ver un espectáculo o para recorrer el auditorio en busca del asiento en el que Guido, distraído por una vista más maravillosa en los palcos, le rogó a su principessa que mirara hacia él.

map Explora Ofertas, Eventos y Alojamientos
En las cercanías Descubre eventos, excursiones, alojamientos y restaurantes en los alrededores
Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos