fb track
Buscar
close
Lari
Aguas curativas, castillos y pasta artesanal en Casciana Terme Lari
Lejos de las rutas más frecuentadas, en la provincia de Pisa

En el corazón de las colinas pisanas, Casciana Terme y Lari son dos ciudades que se fusionaron en un solo municipio, Casciana Terme Lari, en 2014. Cada una es distinta, sin embargo, en términos de geografía, lugares de interés que visitar y experiencias que probar. Mientras que Casciana Terme es mejor descrita como una "ciudad balnearia" por sus spas y baños termales, Lari es más conocida por su castillo histórico y su cultura gastronómica, que merece la pena explorar. Aquí tienes algunas ideas para probar en cada área.

Descanso y relax en Casciana Terme

Cuídate en Casciana Terme, en el complejo termal de la pequeña ciudad, donde la historia ha pasado intensamente. Sus aguas, conocidas oficialmente como "Acqua Mathelda",—utilizadas desde hace tiempo para combatir problemas cardiovasculares y respiratorios, reumatismos, problemas artríticos y otras dolencias—fluyen a una temperatura constante de 35,7 grados centígrados. Una encantadora leyenda se asocia a estas aguas curativas: se decía que una dama de la nobleza, Matilde de Toscana, tenía un mirlo cojo y dolorido, que sólo podía encontrar alivio durante sus vuelos de la tarde fuera de casa, regresando por las noches con renovada energía. Supuestamente, la condesa observó al mirlo en una de sus salidas, presenciando cómo se sumergía en un charco de agua tibia, de ese modo comprendió las propiedades restauradoras del charco. Tiempo después, Matilda tomó estas aguas curativas para aliviar dolores y molestias, y su popularidad se extendió. (Amada tradición local aparte, Matilda ayudó, de hecho, al desarrollo de la industria, instalando gran parte de la infraestructura del spa).

Si no tienes mucho en común con las condesas de los siglos XI y XII y necesitas encontrar formas de justificar un día de descanso, ten en cuenta el atractivo arquitectónico del complejo. Fue diseñado por Giuseppe Poggi, un arquitecto famoso por su expansión de Florencia durante su breve mandato de seis años como capital de Italia (1865-1871).

Después de tu sesión de cuidado personal (mascarillas de barro, tratamientos antienvejecimiento, saunas, una variedad de masajes e innumerables otros tratamientos disponibles), disfruta de una pausa para tomar un café o un vino en el elegante entorno de la cafetería del complejo balneario. Construida originalmente en 1823, fue trasladada y mejorada en 1870 en pleno apogeo de la unificación italiana.  En su interior encontrarás frescos que desdibujan las líneas entre el estilo Neoclásico y el Art Nouveau, por no mencionar una extensa carta de vinos y productos locales de temporada. 

Si lo que buscas es un cambio de escenario por la tarde, plantéate una excursión a una de las bodegas de la zona para una degustación - Casciana Terme forma parte de la zona de producción del Chianti de las colinas pisanas, con vinos Sangiovese y Cabernet Sauvignon de alta calidad, y vinos de postre como el Vin Santo, producidos en la zona.

Aprender y degustar en Lari

Un viaje a la pequeña ciudad de Lari, de raíces Etruscas, sería incompleto sin una parada en el Castillo de Lari, situado en el centro, su construcción data del año 1000, pero sus "años dorados" se remontan a los siglos posteriores a 1400, cuando era la sede del Vicariato florentino, lo que significa que, casi un tercio de lo que hoy es la provincia de Pisa, fue gobernada desde este mismo castillo.  

A tus papilas gustativas también les encantará Lari. La ciudad es el hogar de uno de los productores de pasta más famosos de la Toscana, Martelli, una fábrica familiar de siglos de antigüedad, conocida por sus spaghetti y spaghettini de alta calidad, los clásicos penne y los maccheroni toscanos, todos ellos reconocibles al instante, en los estantes de las tiendas, por sus típicas bolsas amarillas de Martelli.

En mayo también se celebra uno de los festivales gastronómicos más queridos de la región, la Sagra delle Ciliegie (Festival de la Cereza), que se celebra desde 1957 y que normalmente se celebra durante dos fines de semana, a finales de mayo o principios de junio. Además de bocadillos, dulces, platos y bebidas a base de cerezas, cuenta con música en vivo y el jolgorio local.

Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos