fb track
Buscar
close
Photo ©Shutterstock.com / Stefano Valeri
Cerca de la cumbre del Monte Capanne
6 parques en Toscana ideales para el senderismo
Entrando en la naturaleza con paso lento para conocer los diferentes aspectos del territorio

Toscana, tierra de arte e historia. Gran parte de la fama que la región ha conquistado en el mundo está indudablemente relacionada con los tesoros artísticos y culturales que posee, pero Toscana es también uno de los paisajes naturales italianos más famoso. Citar las colinas de Chianti es obvio, pero las suaves ondulaciones de Tierras de Siena son sólo una de los numerosos semblantes de la naturaleza toscana.

Para conocer estas bellezas, no hay nada mejor que visitar los tres parques nacionales y los tres parques regionales toscanos a un ritmo lento. Más que una guía, este artículo pretende ser una invitación a viajar: una serie de sugerencias e ideas para despertar la curiosidad y el deseo de ir y descubrir.

Parque Nacional de los Apeninos Toscanos-Emilianos
Senderismo por los Apeninos Toscanos-Emilianos- Credit:  Shutterstock.com / Max Barattini

Iniciamos por el Parque Nacional de los Apeninos Toscanos-Emilianos. Podría llamarse el "parque de los gigantes", porque aquí se encuentran algunos de los picos más altos de los Apeninos del norte. Sus perfiles son inmensas espaldas dobladas y suavizadas a lo largo de los años, donde los caminos de la cresta suben armoniosos, indecisos entre dos regiones (una vez incluso dos estados diferentes) y dos mundos: el valle del Po, al noreste, y aquel mediterráneo al suroeste.

Caminar por estas alturas significa cruzar los caminos de la historia: los de la sal y de los peregrinos, pero también los de los ejércitos, que numerosas veces lucharon en la frontera de los Apeninos; la última no hace muchas décadas, cuando algunas de las batallas más sangrientas de la Segunda Guerra Mundialtuvieron lugar aquí.

Caminar por los senderos de los Apeninos significa también encontrarse con una realidad cotidiana en muchos aspectos todavía relacionada con antiguas tradiciones, muy diferentes de aquella "urbana" a la que estamos acostumbrados, pero igual de verdadera y vital.

Parque Nacional de los Bosques de Casentino
Los Bosques Sagrados de Casentino- Credit:  Shutterstock.com / Cristina Annibali

La característica distintiva del Parque Nacional de los Bosques de Casentino, junto a su naturaleza, es la espiritualidad. También lo llaman "El parque de los bosques sagrados", una expresión que resume magistralmente, en pocas palabras, todas las sugestiones de un territorio. Una vez más la realidad más verdadera de las cosas se toca  "pedibus calcantibus" (a pie, con tus propias piernas).

Las antiguas ermitas del territorio del Parque, como aquella de Camaldoli, son islas de paz e introspección, dispersas y al mismo tiempo protegidas en la inmensa naturaleza circundante. Llegar a estos lugares caminando en presencia de estos grandes árboles del bosque no es sólo un recorrido físico. Pisando las mismas piedras y estando a la sombra de las mismas ramas, tal vez podamos entender mejor las razones y los llamados de la belleza y del espíritu que trajeron a los monjes y ermitaños hasta estos lugares.

Parque Nacional del Archipiélago Toscano
Senderismo en la Isla Capraia por el camino de Cala de Zurletta- Credit:  Shutterstock.com / robertonencini

Como el verde de los bosques de Casentino, el mar, su color azul, es el protagonista del Parque Nacional del Archipiélago Toscano. Sin embargo, es el Mediterráneo, o mejor dicho, el Mar Tirreno, un verdadero mar para navegar y no para caminar. El excursionista debe acercarse al alma de este territorio explorando lo que no es acuático, pero que del agua ha surgido.

Las siete islas del Archipiélago Toscano tienen su historia escrita en las rocas (desde los granitos del Monte Capanne, en Elba,en Capraia y las piedras calizas de Giannutri) y los caminos que las recorren son como el fluir de las líneas de un texto. Pero el significado del relato sólo se puede entender mirando más allá de la "breve orilla", a esa muda extensión de cuyas palpitaciones han surgido estas gotas de tierra.

Parco Naturale Regionale delle Alpi Apuane
- Credit:  Shutterstock.com / Mattia Querci

Di roccia è il cuore del Parco Naturale Regionale delle Alpi Apuane. Le bocche delle genti di là l’hanno addentato come fosse pane. Pane duro e indigesto, che ha ingrassato pochi e fatto sopravvivere tanti fra gli stenti. Dalla fatica e dal sudore di generazioni di cavatori e scalpellini apuani al mondo è venuta la bellezza di opere d’arte immortali e a loro un atavico istinto di lotta all’ingiustizia.

In cammino sui sentieri incontrerete vertigini di bellezza e baratri di scempio, spiriti di libertà, fantasmi di anarchia e vergogne di rappresaglia. Non giudicatele le contraddizioni apuane, non subito almeno. Camminateci dentro prima, attraversatele. Sono secoli di storia da capire e un universo di montagne, boschi e rocce da respirare.

El Parque Natural Regional de los Alpes Apuanos
Senderismo en los parques de Toscana- Credit:  Shutterstock.com / WR7

Es de roca el corazón del Parque Natural Regional de los Alpes Apuanos. Las bocas de la gente de allí la han mordido como si fuera pan. Pan duro e indigesto, que ha engordado a pocos y ha hecho sobrevivir a muchos entre adversidades. Del trabajo y el sudor de generaciones de canteros y excavadores apuanos llegó la belleza de las obras de arte inmortales y a ellos un instinto atávico para luchar contra la injusticia.

Caminando por los senderos, sentirás fascinación por la belleza  y abismos de desastres, espíritus de libertad, fantasmas de la anarquía y vergüenza de la represalia. No juzgues las contradicciones apuanas, al menos no de inmediato. Antes camina por adentro, atraviésalos. Son siglos de historia para entender y un universo de montañas, bosques y rocas para respirar.

Parque de Maremma
Parque de Maremma- Credit:  Shutterstock.com / Federico Fioravanti

La naturaleza toscana también es una leyenda y un inquietante y salvaje misterio. Maremma es el lugar que por excelencia evoca todas estas sugestiones. Hoy en día las alturas de las Montañas Uccellina y los pantanos que se extienden a sus pies, viéndolos desde las ventanillas de un coche, ya no inspiran el temor del pasado. Sin embargo, si se camina por los senderos del Parque Regional de Maremma, entre los matorrales mediterráneos y los arbustos punzantes, pero que en primavera florecen un sinfín de hermosas orquídeas, no será difícil encontrar el sentido de la dolorosa belleza que inspiró los versos de la famosa canción popular:

Todo el mundo me dice Maremma, Maremma...
Pero a mí me parece una Maremma amarga.
El pájaro que va allí pierde la pluma,
yo perdí a un ser querido.
Que sea maldita Maremma Maremma
que sea maldita Maremma y quienes la aman.
Siempre me palpita el corazón cuando vas
porque tengo miedo de que no vuelvas más.

map Explora Ofertas, Eventos y Alojamientos
Podría interesarte
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos