fb track
Buscar
close
Photo ©Sailko
Salón del Paraíso
5 puntos destacados del Museo de la Ópera del Duomo de Florencia
El Museo de la Ópera del Duomo cuenta con un increíble patrimonio que detalla 750 años de historia de la catedral de Florencia

Cualquier visitante en Florencia seguro que se asombra ante el impresionante complejo catedralicio, pero ¿sabías que hay un magnífico museo, justo detrás de la catedral, que cuenta los siglos de historia de este importante complejo religioso? El Museo de la Ópera del Duomo cuenta con un increíble patrimonio que detalla 750 años de historia de la catedral de Florencia. Para conocer más sobre la iglesia y su importancia religiosa, hemos reunido una lista de las 5 cosas más importantes que se pueden ver dentro del museo.

Salone del Paradiso
Museo de la Ópera del Duomo- Credit:  Ilaria Giannini

El museo te da la bienvenida con el monumental Salone del Paradiso o Salón del Paraíso. El área entre el baptisterio y la catedral ha sido reconstruida dentro del museo. La fachada levantada frente a la entrada de la sala, es una recreación de la fachada original de la catedral, que fue derribada en 1587. Las esculturas que alguna vez decoraron la fachada de la iglesia han sido colocadas en sus lugares "originales" en esta fachada reconstruida.

Lo más destacado de esta sala es la exposición de Lorenzo Ghiberti Puertas del Paraíso. Lorenzo Ghiberti, de 21 años, recibió el encargo de hacer las puertas del norte del baptisterio, y cuando las terminó, se le concedió permiso para trabajar en un segundo conjunto de puertas. La puerta este, a la que Miguel Ángel apodó las Puertas del Paraíso, rompió con la tradición, alejándose de las representaciones algo menos profundas que se encuentran en el arte tardío medieval, y en su lugar, optando por emplear los principios de la perspectiva. Sus 10 paneles de bronce se exhiben en todo su esplendor detrás de una pared de cristal, lo que permite a los visitantes ver de cerca la obra maestra.

La Piedad de Miguel Ángel
La Piedad de Miguel Ángel

La fe personal del maestro del Renacimiento se refleja en la Piedad, una obra maestra inacabada. Comenzada alrededor del año 1546, Miguel Ángel la abandonó después de 9 años porque, como dice la tradición, se enfureció por todos los defectos del mármol. Incluso desde lejos, puedes ver rastros de las marcas que dejaron las herramientas de Miguel Ángel, que nunca llegó a alisar. ¡A Cristo le falta una pierna!  

Cristo está efectivamente en el centro del grupo, más grande que en la realidad y nos deja absortos por la falta de vida de sus miembros y la forma en que su madre lo abraza a su izquierda. Curiosamente, el hombre que está detrás de Cristo se identifica con Nicodemo, pero Miguel Ángel aprovechó esta oportunidad para esculpir un autorretrato de sí mismo en su vejez.

Magdalena penitente de Donatello
Magdalena penitente de Donatello- Credit:  Luca Aless

Las imágenes tradicionales de María Magdalena la representan como una hermosa joven. Donatello, para esta escultura de mediados del siglo XV, eligió un enfoque totalmente diferente. Hecha de madera, María Magdalena se presenta demacrada, encorvada y reflexiva, con el pelo suelto y largo. Sus músculos delgados y su aspecto desaliñado atestiguan sus años de reclusión y penitencia, que Donatello esculpió con maestría para evocar un sentimiento de piedad y expiación.

Capilla del Relicario

Esta capilla octogonal es un regalo para quienes están interesados en la costumbre de conservar reliquias y relicarios. La catedral y el baptisterio de Florencia custodian más de 600 reliquias de todo tipo - incluido el estimado primer obispo de Florencia, San Zenobio - una selección de las cuales, se exhiben en esta sala, diseñada para recrear el ambiente de una capilla. De hecho, la música coral suena continuamente en la sala, infundiendo en el ambiente un espíritu religioso. Los relicarios que se exhiben son obras maestras de la platería y la orfebrería, y es posible que te resulte difícil no perder la noción del tiempo aquí.

Museo del siglo XIX

Te sorprenderá saber que la fachada que se ve hoy en día en la catedral fue construida, en realidad, solo en la década de 1870. Como se mencionó anteriormente, la fachada original fue derribada a finales del siglo XVI, y se renovaron las convocatorias para reformar la fachada en el siglo XIX. Cuando Florencia fue declarada capital de la recién unificada Italia en 1865, el nuevo diseño de la fachada fue la forma perfecta de celebrar este nuevo capítulo de la historia de la ciudad.

En el segundo piso, te encontrarás con un "museo dentro del museo", que detalla la historia de la fachada y expone todos los proyectos propuestos para la versión de hoy, que fue diseñada por Emilio De Fabris.

map Explora Ofertas, Eventos y Alojamientos
Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos