fb track
Buscar
close
Photo ©Steven dosRemedios
Abadía San Galgano
5 días fuera de la ciudad para disfrutar de la primavera en Toscana
De la costa de Livorno al monasterio San Galgano

Cuando llega el buen tiempo, nada mejor que pasar el día explorando algunos de los lugares más inolvidables de la Toscana. Para empezar, aquí hay 5 lugares donde descubrirás algunos de los tesoros escondidos más impresionantes de la región.

Comienza tu aventura por la costa
Livorno
Livorno- Credit:  SMT

La Costa toscana es el destino perfecto para la primavera, ya que las multitudes del verano aún no han llegado. Dirígete a Livorno para tomar un poco de sol matutino y disfrutar de las olas desde la encantadora Terrazza Mascagni, o en el Barrio de Venezia. Después del almuerzo - pasado degustando el típico guiso de pescado local, el cacciucco - elige entre el hogar de la infancia del artista Amedeo Modigliano o el Acuario, un lugar perfecto para los niños.

Aventúrate hacia el sur
Lago Massaciuccoli
Lago Massaciuccoli- Credit:  Fabrizio Angius

En Versilia encontrarás un inusual tesoro toscano que es todo naturaleza: los LIPU Oasis de Massaciuccoli. En las orillas de Massarosa, explora el lago adorado por el compositor Giacomo Puccini, mientras que en Massaciuccoli, puedes caminar, casi literalmente, sobre el agua gracias a la pasarela de madera construida sobre el pantano. Inmerso en un silencio cautivador, y rodeado de colinas cubiertas de hierba y un lago pintoresco, te parecerá estar suspendido en el tiempo viviendo esta experiencia de ensueño. 

Busca la espada en la piedra
Abadía San Galgano
Abadía San Galgano- Credit:  Steven dosRemedios

Si te gustan los lugares envueltos en misterio, visita la majestuosa Abadía San Galgano, un lugar no muy lejos de Siena y a pocos kilómetros de Chiusdino. Tus primeros momentos en esta abadía centenaria serán inolvidables, una estructura ahora en ruinas y sin techo. Aquí también encontrarás la Capilla San Galgano en Montesiepi, donde puedes ver la única "espada en la piedra" real del mundo, cuya leyenda dice que fue el santo quien hundió la espada en la piedra, cuando abandonó la vida social.

Dirígete a Cortona
Cortona
Cortona

Cortona te dejará sin aliento: la ciudad se jacta de unas vistas impresionantes que llegan hasta el Lago Trasimeno, sin mencionar sus encantadores callejones y tiendas que venden artesanías y productos alimenticios locales. Asegúrate de visitar el MAEC, el museo Etrusco, que conserva notables hallazgos arqueológicos. Y no olvides probar uno de los platos locales, como los pici alle briciole (espaguetis gruesos con pan rallado y queso pecorino) o el Bistec de Chianina.

Sumérgete en las verdes montañas
Pratomagno
Pratomagno- Credit:  naturally_exposed

Si el senderismo es tu deporte, haz una excursión a las montañas hasta las verdes Pratomagno, las montañas que dividen el área del Casentino de Valdarno. Empieza en el pueblo de Loro Ciuffenna y camina hasta Croce: las vistas desde la cima son de las más bellas de toda la Toscana, alcanzando hasta Lazio y Umbria.

Podría interesarte
Arte y Cultura
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos