fb track
Buscar
close
Photo ©Claudia D'Aliasi
Sovana
Aldeas, barrios y plazas
Sovana
La resiliencia ha pertenecido a este lugar desde los tiempos de los Etruscos

El pequeño y fascinante pueblo Sovana, en el Municipio de Sorano, tiene sus raíces en el siglo VII a.C. cuando los primeros habitantes, en su mayoría agricultores y pastores, se asentaron en las colinas al borde de lo que hoy es el río Fiora. Han sido ellos quienes construyeron las bases de la antigua "Suana" sobre un espolón de toba  protegido por los torentes Folonia y Calesine.

Su importancia en el siglo VI se evidencia en su relación con Vulci y en la época romana se convirtió en  Municipio, adquiriendo derechos y conservando su autonomía. A lo largo de los años, su centro se desarrolló cerca de la necrópolis Etrusca preexistente, bajo el control de la poderosa familia de los Aldobrandeschi.

En la Edad Media fue el lugar de nacimiento de Ildebrando di Soana, que más tarde se convirtió en el  Papa Gregorio VII. Importantes familias como los Orsini, los Medici y los Lorena se han alternado en su territorio, desgraciadamente casi completamente abandonado debido a una epidemia de peste.

Durante el siglo XX, gracias a su asombroso patrimonio arqueológico, ha encontrado una nueva vida, acogiendo a muchos turistas y entrando en la prestigiosa lista de los pueblos más bellos de Italia.

El Fuerte Aldobrandesca es uno de sus principales atracciones: surge sobre los cimientos de un Castillo construido por la familia Aldobrandeschi en el siglo XI, está formado por un torreón y está incluido en el circuito de murallas medievales realizadas para defender el lado más accesible. Fue objeto de importantes restauraciones por parte de los Medici, pero en los años sucesivos, al perder su función defensiva original, se convirtió en ruinas. En el lado opuesto de la ciudad, a lo largo de una avenida sombreada por cipreses, se encuentra la Catedral San Pietro, considerada el principal monumento de Sovana, es un ejemplo histórico de la transición del estilo románico al gótico. Construido sobre los restos de una antigua iglesia, probablemente entorno a los siglos XI-XII, tiene una fachada de piedra que se extiende a un lado. El interior, restaurado en el 1999, está dividido en tres naves por pilares cruciformes sobre los cuales se injertan las bóvedas de crucería de la nave central. Son característicos los capiteles historiados con escenas bíblicas y la preciosa pila de agua bendita del 1615. Antes de partir, no olvides visitar  la Cripta que conserva los restos de San Mamiliano, evangelizador de Sovana.

Retrocediendo en el tiempo, la necrópolis de Sovana constituye un verdadero tesoro por la variedad de tumbas y ejemplos de arquitectura Etrusca. Una visita a la tumba de los Demonios Alados, a la tumba de Ildebranda y a las calles etruscas - las llamadas Vías Cave - no puede considerarse completa sin apreciar los objetos encontrados a la entrada del "Cavone" y actualmente conservados en el Museo de San Mamiliano en la sugestiva Plaza Pretoriana. Entre los hallazgos más valiosos se encuentra un pequeño jarrón con 498 monedas de oro, el legendario tesoro de Sovana.

Sovana
roomVicolo S. Benedetto, 8, 58010 Sovana GR, Italia
REDES SOCIALES & SITIOS WEB
Instagram photo
close
Inscríbete al boletín informativo
Todos los secretos, eventos, curiosidades y novedades directamente en tu casilla de correos